El caso del Pánico en Neza

Aunque ciertas acciones virales pueden ser negativas; surgidas desde el miedo o la ignorancia, bien vale la pena analizarlas para así aprovechar la experiencia que nos deja.

Este es el caso de la sicosis que se desató en la zona oriente de la mancha urbana de la ciudad de México y que incluyó los municipios de Nezahualcoyotl y aledaños así como las delegaciones de Iztapala y Tláhuac.

El miércoles 5 de septiembre de 2012, alrededor de las 19 horas, comenzaron a surgir reportes de agresiones a la población con armas de fuego, saqueo de tiendas, quema de vehículos y otros desmanes como si de un motín se tratara. Entre los rumores también se comenzaron a propagar “consejos” para evitar ser dañados por la violencia así como fotografías que, si bien eran de hechos violentos, estaban sacadas de contexto y de situación en el tiempo.

Luego de que la autoridad saliera a decir que no pasaba nada (y fuera refutada, también en redes sociales) por ahí de las 23 horas todo comenzó a calmarse. Y aunque al día siguiente se dio una histeria similar, esta no fue tan fuerte como la del miércoles.

El Hashtag #Neza llegó a las 25 mil menciones.

La pregunta es ¿que pasó?

Al parecer el gran rumor se generó desde un par de casos aislados: mientras que se dio un enfrentamiento entre concesionarios de transporte público de Neza en el que se registraron disparos de armas de fuego así como una persona muerta, también ocurrió un asalto que fue frustrado por la policía local y en el que también se dieron disparos.

Al parecer la gente sabía que estaba “ocurriendo algo” pero sin saber que era exactamente. De la misma forma existían dos elementos que metieron su grado de tensión a todo el tema: por una parte el descontento por parte de algunas personas respecto al verdedicto del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación respecto a los resultados electorales y por el otro el clima de violencia que se vive en otras partes del país.

Dentro de este caldo de cultivo alguien comenzó a emitir tweets sobre las supuestas acciones violentas y así se inició el caos.

Los rumores eran por demás variopintos y atribuían la violencia a diversos grupos las acciones violentas: narcotraficantes atacando a la población, perredistas tomando venganza por la controversia electoral en el municipio de Nezahualcoyotl, priistas dando una especie de “lección” de lo que iba a ocurrir con los que no acataran la victoria de Enrique Peña Nieto.

Los tweets relativos a la violencia muy pronto escalaron los primeros lugares y se desparramaron rapidamente debido a que muchos usuarios no se detuvieron a pensar en la posibilidad de un rumor; muy pronto trascendió las redes sociales y la información comenzó a transmitirse vía telefónica y de boca a boca en las calles.

El 90% de los negocios locales cerraron de manera temprana y las calles parecían las de una ciudad fantasma. Twitter había transmitido su primer pánico en tierras mexicanas.

-o-

 El caso del Pánico de Neza fue la combinación de varios factores:

  • Una sociedad en plena sicosis debido a temores de que “algo” pudiera pasar.
  • La posibilidad REAL de que se generara una situación violenta: desde el sordo pleito entre cárteles de la droga hasta un previsto conflicto postelectoral.
  • La atávica sabiduría de que “el gobierno siempre esconde algo

Una vez que se disparó el rumor, aprovechando la zozobra de un par de hechos violentos, este encontró terreno fértil para extenderse y transformarse en un verdadero pánico.

¿Qué podemos aprender al respecto?

  • La mayoría de los tuiteros transmitirán información que les afecte sin detenerse primero a verificar si es real
  • En ciertas partes de la “tuitósfera” existe más confianza en el Hashtag que en los medios tradicionales y hasta en el gobierno
  • Las emociones y miedos latentes de la gente pueden ayudar a transmitir un mensaje de manera viral

Y aunque este tema da para mucho más, con este primer acercamiento podremos darnos cuenta un poco cual es la dinámica de la viralización en redes sociales.

About The Author

Related Posts

Leave a Reply